El papel de la mujer en el turismo

Pues sí, hoy hablo del papel de la mujer en el turismo. Y lo hago porque mi amigo Jesús Alonso Gallo, nos regaló algo muy especial. Se trata de una conferencia en Leganés, con motivo de un evento para emprendedores. El Ayuntamiento de esta ciudad madrileña convocó a gente tan buena como Anxó Perez, Silvia Leal o Roberto Touza. Pero lo de Jesús es como de otro planeta. Conozco poca gente capaz de comunicar del modo en que lo hace Jesús. Es un tipo claro, que utiliza un lenguaje cercano y sabe llegar. Te lo llevarías a casa a vivir si pudieras. Y allí Jesús nos hablaba de cual es la situación actual de la mujer. No solo de la mujer en el turismo, sino en general en el mundo

 

Mucha trabajadoras, pocas directivas

El papel de la mujer en el turismo es similar al que ocupa en otros sectores. Bueno, con una diferencia:

En el turismo, la mayoría de los trabajadores de base son mujeres.

Y he dicho de base. Porque cuando te vas a puestos de gran responsabilidad, ocurre lo mismo que en otros ámbitos. Que los hombres son mayoría. Si tienes dudas, piensa en cuantos directores generales de empresas turísticas o consejeros delegados (CEO) son mujer. Se cuentan con los dedos de una mano. Carmen Riu, María José Hidalgo en Air Europa o Matilde Pastora en la Presidencia de Turespaña.  Fuera de estos nombres, no hay mucho más.

Y es curioso, porque en las propuestas formativas relacionadas con el turismo, hay mayoría de mujeres. Entonces ¿qué está pasando? ¿porqué los puestos de relevancia siguen en manos del sexo masculino?

Imagen para post la mujer en el turismo

Algunos datos

  • Las mujeres representan el 60% dentro del sector turístico
  • De los 220 hoteles de 5, 4 y 3 estrellas de Barcelona, solo el 31% están dirigidos por mujeres
  • De entre todas las empresas que han recibido el distintivo de «Igualdad en la empresa» no hay ninguna del sector turístico

 

El miedo como factor de defensa del hombre

Según la teoría de Jesús Alonso Gallo los hombres nos hemos atrincherado en estos puestos para no perder la hegemonía. Una cuestión de miedo, quizá. Porque demostrado está que las mujeres son más «currantes» que los hombres en general, más productivas. Tienen menos capacidad de distracción que nosotros. En tres palabras, son más responsables. Eso hace que nos tiemblen las canillas pensando que se van a terminar quedando con los mejores puestos. Entonces sacamos la bandera de la familia. Y argumentamos que claro, que las mujeres no quieren renunciar a su papel de madres y abandonan las oportunidades….o igual es que no les hemos dado la opción.

 

La conciliación es cosa de dos

La escusa de la conciliación ya no vale. La casa, los niños y todo lo que lo rodea es cosa de dos y punto. Con esto no digo que no existan mujeres que decidan dedicarse por entero a sus hijos. Seguro que las hay, pero tengo la impresión de que son las menos.

Mi amigo Jesús dice que las mujeres tienen que armarse literalmente y liarse a mamporros. Es decir, hacerse fuertes, apoyarse entre ellas, asociarse y unirse en pro de sus intereses. Porque existe un techo de cristal que deben romper. Es un techo que no se ve, pero que está ahí. Y son las mujeres las que deben terminar con ese techo. Peleando.

Toda mi vida he tenido grandísimas compañeras. A muchas de ellas, las nombro en mi libro «Vivir de los viajes». Todas hipertrabajadoras, Superwomans. Me ha asombrado siempre su capacidad de sacrificio, de no quejarse y de aguantar el dolor (físico y del alma). Mi granito de arena para que mejore el papel de la mujer en el turismo es difundir la conferencia de Jesús en Leganés. No sé si servirá de poco o mucho. Pero lo que si sé es que no hacer nada, no sirve de nada.

 

Aprende las herramientas necesarias para poner en marcha tus ideas y proyectos en el sector del turismo y a atraer a los mejores clientes.

El audio que regalo con la suscripción cuento cuál es la clave principal para montar un sistema de ventas que funcione. 

Te has suscrito correctamente