Email marketing para agencias de viaje

Email marketing para agencias de viaje

Email marketing para agencias de viaje ¿de qué demonios hablas?

El email marketing para agencias de viaje debe formar parte de tu estrategia de ventas.

Recordarás que en tu ecosistema digital, teníamos una página web con un blog. Además te recomendé (casi te “obligué”) a insertar el típico formulario de inscripción. Este formulario tiene como cometido el crear una lista de suscriptores. Son aquellos a los que les gustan tus contenidos. También quieren recibir tu newsletter periódica y todos aquellos contenidos de calidad que creas oportunos.

El email marketing para agencias de viaje te permite darle forma a esa estrategia de envíos. Existen una serie de plataformas de envíos de email automáticos. Las herramientas tradicionales de gestión del correo electrónico no permiten enviar emails masivos, por considerarlo spam. Las plataformas de email marketing se encargan de esto. Además lo hacen de manera automatizada para que no tengas problemas con los envíos.

Te permiten por ejemplo que cada vez que alguien introduzca su email en el formulario de suscripción, le llegue un correo de bienvenida. En ese email, mediante un link, confirma su suscripción. De ese modo compruebas que no es un robot el que intenta suscribirse para reventarte tu sitio web.

Te diré que existen toda una serie de procesos requete-estudiados para cuidar los contenidos de tus envíos. El objetivo es que estos sean efectivos. Lo más interesante quizá sea la opción de crear una serie de emails que irán lanzándose de manera automática a tus nuevos suscriptores. ¿Para qué? Muy sencillo: ganar autoridad y por qué no decirlo, generar ventas.

 

Seducir en tus mails para…..vender

Recordarás también la cantidad de veces que he dicho en este blog que para vender hay que seducir. También que para lograr hacer tribu hay que crear confianza entre los miembros de esta. Es algo fundamental. La confianza es el paso previo a la venta. Esta confianza la puedes “abonar” en los corazones de tus suscriptores mediante el envío automatizado de emails que poco a poco te acerquen a tu audiencia.

Imagen para post "email marketing para agencias de viaje"

Tendríamos para un curso entero hablando de email marketing para agencias de viaje, pero déjame tan solo enseñarte un ejemplo de una secuencia de mails para seducir a tu audiencia y acercarla más a la venta:

Día 0 – Email de bienvenida

Es el email que debes enviarles cuando se suscriban a tu web. Si has prometido algún tipo de lead magnet, es el momento de ofrecer la descarga. Aprovecha para mejorar las expectativas de tu cliente y ofrece algún extra de valor

Día 1 – Contenido

Comienza a ofrecer contenido a tu tribu. Habla de destinos por ejemplo desde un punto de vista nuevo y fresco, que no sea lo de siempre. Que se note que eres diferente al resto de páginas web sosas de agencias de viaje que hay por ahí.

Día 2 – Pregunta

Comienza un diálogo con tu tribu. Lanza alguna pregunta clara para saber qué tipo de productos y contenidos está esperando recibir. Ejemplos:

¿De qué destinos te gustaría recibir información?

¿Qué tipo de información te gustaría recibir?

Día 3 – Contenido

Continúa ofreciendo contenido de calidad para seguir creando autoridad y que tu tribu comience a confiar en ti

Día 4 – Tu historia

Cuenta tu historia personal, seguro que es apasionante. Cómo llegaste a interesarte por el turismo, cómo fueron los comienzos, cómo fuiste aumentando clientes y ventas, el paso a la especialización, etc. Utiliza el storytelling. Ya te expliqué en artículos anteriores como hacerlo. Aprovecha su fuerza

Día 5, 6 y 7 – Contenido

Contenido, contenido y contenido. Eso sí, de calidad

Día 8 – Información sobre el producto (viaje)

Presenta aquí tus productos. De una manera natural. No pongas precios, crea expectativa. Que les entre el gusanillo de saber cuánto cuesta ese estupendo producto del que estás hablando. No se te ocurra colocar el típico itinerario técnico de los catálogos. Vende el viaje desde el “por qué”, no desde el “qué” o el “cómo”. Cuenta por qué ese destino, ese viaje. Qué tipo de experiencias se va a encontrar para que el viaje sea uno entre un millón.

Día 9 – Email de venta – Beneficios

Los miembros de tu tribu han de tener ventajas frente al resto de los mortales porque sois una familia que permanece unida. Esas ventajas pueden ser venta anticipada frente al resto de clientes, servicios premium o acceso a ventajas económicas. Yo no pondría descuentos, sino más bien servicios extra que no tenga el resto, por ejemplo. En este e-mail deberías crear una necesidad de compra anticipada para que se beneficien de determinadas ventajas.

Día 10 – Compra

Una nueva oportunidad de compra aún con las ventajas del mail anterior avisando que termina la fecha para apuntarse con el acceso al pack de ventajas.

Día 11 – Miedos

Hay personas que tardan en decidirse. Aprovecha este mail para despejar dudas que puedan tener los clientes y que creas que les pueda frenar en la compra. Formula tú mismo las preguntas y ofrece respuestas claras.

Día 12 – ¿Qué productos necesitas?

Te hayan comprado o no, debes dar la oportunidad a tus clientes a que te digan qué necesitan, cuáles son sus necesidades. Algo sencillo pero directo, del tipo “estamos preparando la programación de viajes para el año que viene. Si tu trabajaras con nosotros ¿qué destinos programarías?” de este modo haces partícipe a tu tribu sobre la creación de producto. Les conviertes en PROSUMERS. Y eso es algo que a la gente le apasiona.

A parte de esto, te diré que lo importante en el email marketing para agencias de viaje es la segmentación. Esto se traduce en colocar categorías a tus diferentes clientes para que no le llegue la misma información a todo el mundo. Los autorrespondedores te permiten hacer todo este tipo de cosas.

Como siempre, si te quieres animarte haz una formación y si no, delega en algún profesional.

Te dejo con un vídeo de la gran Rosa Morel donde te enseña a redactar títulos geniales y cómo cuidar los contenidos.

 

 

Gestión correcta del correo electrónico en las agencias de viaje

Gestión correcta del correo electrónico en las agencias de viaje

La gestión correcta del correo electrónico se vuelve imprescindible si quieres echar definitivamente de tu agencia de viajes a uno de los ladrones de tiempo más avispados que habitan en tu agencia de viajes. Bandejas de entrada con cientos de e-mails que no paran de crecer. Lo veo diariamente en las agencias. Seguramente perderás mucho tiempo al cabo del día en gestionar esa bandeja de entrada y todo lo que le llega.

Esto se acabó. Vamos a ver qué técnicas puedes aplicar para dedicarle el tiempo justo y necesario a esta herramienta inevitable.

Claves para la gestión correcta del correo electrónico

En todas las agencias y en la tuya también se reciben cientos de e-mails al día. Por tanto, se hace imprescindible lograr la gestión correcta del correo electrónico para no perder un montón de horas a la semana en gestionarlo. Te voy a ayudar en esta tarea aportando algunas herramientas y trucos que hagan que esta lucha con el correo electrónico sea menos ardua. Vas a ganar en tranquilidad y sobre todo en gestión de tu tiempo.

 

Diferencia entre procesar y responder

No es lo mismo procesar el correo que responder el correo.

  • Procesar es establecer prioridades entre los correos electrónicos que te lleguen.
  • Responder es tomar una acción con cada correo una vez que los tengas procesados.

Pues bien, tu vida va a catapultarse a otro nivel cuando pongas en marcha en marcha esto que te voy a contar a continuación

 

Las imprescindibles carpetas

Vas a establecer un sistema de carpetas de 2 tipos:

  1. Procesamiento
  2. Almacenaje

Cuando te llega el correo a tu bandeja de entrada tienes que mandar cada correo una carpeta de procesamiento. Has de crear niveles de urgencia. Por ejemplo con números del 1 al 3, con claves tipo “caliente, templado, frío”. De tal modo que vas a tener 3 carpetas de procesamiento con 3 niveles de urgencia.

En las carpetas de almacenaje en cambio, vas a guardar toda aquella información que no tienes que gestionar pero que quieres guardar. Por ejemplo imagina que quieres almacenar todas las ofertas que te van llegando de un proveedor concreto. Pues crea una carpeta de “ofertas” y tantas subcarpetas como proveedores quieras almacenar. Pero ahora viene lo mejor de todo.

No hace falta que leas los correos para mandarlos a la carpeta correspondiente, se pueden archivar solos. Te lo escribo otra vez porque igual no lo has asimilado bien:

No hace falta que leas los correos para mandarlos a la carpeta correspondiente porque se pueden archivar solos

Veremos como lograr que esta magia se lleve a cabo

 

Imagen para el post: gestión correcta del correo electrónico

 

Filtros o reglas

Dependiendo del gestor de e-mail que utilices puedes crear una serie de filtros o reglas (cada gestor lo llama de una manera).

Las reglas y filtros hacen que cada vez que entre un mensaje que provenga desde una cuenta de correo determinada se archiva automáticamente  en la carpeta donde tu le has indicado que lo haga. También puedes hacerlo con el mensaje de “asunto”. Cada vez que llegue un mensaje con la palabra o frase que elijas, irá directamente a la carpeta que corresponda.

Analiza la manera en la que te llegan los e-mails. Suele ser siempre la misma. Decide entonces en función del texto del asunto o del dominio que elijas (@noseque.com) donde se van a archivar esos correos.

Clica este enlace si trabajas con Gmail y este otro si lo haces con Outlook para que veas como se hace aunque hay cientos de tutoriales. Es sencillísimo.

Elige un día o una hora concreta para revisar cada carpeta

Este es otro buen consejo para la gestión correcta del correo electrónico. En función de la prioridad o importancia de cada carpeta, fija un determinado día o momento del día para revisar esas carpetas y su contenido. De este modo no te pasas el día revisando cada carpeta.

Los e-mails que tienes en las carpetas de arriba, las de prioridades, una vez que hayas realizado con ellos la gestión que corresponda, los mandas a las carpetas de almacenaje,

Trabajar por bloques

Decide trabajar por bloques de trabajo en lugar de ir de una acción a otra diferente todo el rato. Es decir, si has escogido las 5 de la tarde para revisar la carpeta de, por ejemplo “ofertas nacionales” hasta ese momento no te preocupes de esa carpeta. Una vez al día (o cuando hayas decidido) revisas todo lo que hay en ella.

Esto te va a ahorrar horas y horas de trabajo, créeme. Además mover e-mails es algo bastante tedioso, por tanto, mejor que lo haga una máquina antes que hacerlo nosotros ¿no crees?

Procesamiento manual

Ocurrirá que habrá muchos correos que no se han archivado de manera automática porque son puntuales. En ese caso, mándalos manualmente a la carpeta de procesamiento que corresponda en función de la urgencia. Pero esto hazlo de esta manera:

  • Hazlo solo 2 veces al día. O las que elijas, pero no de manera constante. De este modo no te pasas el día moviendo y leyendo e-mails nuevos
  • Leyendo los correos en diagonal. No entres en el detalle, en cuanto lo identifiques mándalo a la carpeta que corresponda y olvídate.

Rutina a seguir

Cuando abras el correo por la mañana, después de gestionar tus asuntos pendientes, la rutina será la siguiente:

  1. Abrir el correo.
  2. Darle al botón de enviar y recibir
  3. Leer en diagonal los correos no archivados automáticamente
  4. Ir a la carpeta de urgente que habrás llamado “Caliente” o como quieras y gestionar esos e-mails
  5. Después la templada
  6. La fría

Con esta gestión correcta del correo electrónico, tendrás la sensación de ser tú quien domina la situación y vas a disminuir el nivel de stress. El correo quita mucho tiempo. Llevara a cabo estas acciones te va a llevar quizá un mes hasta que la domines pero cuando lo tengas automatizado ya no podrás vivir sin ello.

Gestiones rápidas

Si la tarea que te pide el e-mail dura menos de un minuto no lo lleves a ninguna carpeta, gestiónalo directamente. Pero solamente si no tienes mucho lío de trabajo.

Un e-mail, una acción

Cuando abras la carpeta de caliente, templado o frío, cada correo que abras implica tomar una acción. Te digo esto porque antes seguro que te ocurría que te llegaba un correo que no te gustaba por lo tedioso y lo dejabas. Ahora no te queda otra que gestionarlo porque ya te lo has llevado a la carpeta que corresponde y hay que tomar acción. Hemos sitiado el cerebro y no le damos tiempo a hacernos caer en la tentación de procrastinar.

Enamórate de las plantillas

Crea todas las plantillas que puedas para evitar teclear siempre los mismos textos. Por ejemplo si pides muchas cotizaciones por e-mail, crea una plantilla donde figure el texto básico:

Estimado colaborador, ruego me envíen siguiente cotización lo antes posible:

  • Número de pax:
  • Fechas
  • Destino:
  • Régimen:
  • Categoría de hoteles:
  • Itinerario:
  • Nota/observaciones:

Muchas gracias, un saludo

De este modo cada vez que tengas que enviar una cotización te vas a la plantilla de cotizaciones y haces un copia/pega con el texto. Esto es otra manera de ahorrar mucho tiempo. Además las plantillas tienen todos los datos para que no se te olvide nada.

Te dejo un tutorial  de 2 minutos para que veas como archivar estas plantillas:

 

Escribe e-mails para poder recuperarlos

En lugar de reenviar e-mails, es preferible enviar correos independientes por cada acción a tomar.

Por ejemplo, un cliente te pide una cotización urgente. Se la envías respondiendo sobre el correo. Te pide alternativas. Se la envías sobre el anterior. Modifica las fechas. Luego una vez que acepta te manda los nombres, etc. Si por cada acción envías un mail independiente en lugar de responder siempre sobre el último, en un futuro, vas a poder encontrarlo mejor.

Esto es gracias a la búsqueda por palabras, porque en el asunto vas a poner el motivo de esa acción concreta en lugar de tener siempre el mismo asunto, es decir el del e-mail inicial.

La idea es simplificar los procesos para que todo sea más sencillo y ganes en horas para hacer cosas importantes como por ejemplo tomar decisiones importantes sobre tu negocio.

¿Practicas ya alguna de estas acciones?¿Puedes aportar tú alguna más que sea interesante para la gestión correcta del correo electrónico?